Plaza de Toros Santamaria. Bogotá. 8 de febrero de 2009


[Una reportaje en portuñol selbaje]
.

Soberbio X Sebastián
Soberbio X Sebastián

.
En la Plaza Santamaria de Bogotá ya no hay billetes
Y los billetes que hay aún los cambistas viendem por 300 dólares
Vaqueras rosadas anunciam chifres de cuero llenos de licores
Afuera de la Plaza un Callerero dispõe sus instrumientos de trabajo
Asesinos!, gritam os manifestantes Pró-Animales en las calles

Mulletz argentinos de moda acá; sombreros por todos os lados
Son tres de la tarde y el sol se sombrea entre nubes azules
Las esposas aman botas, maquiajes exageradas como italianas
Alucinada, a elite nacionalista ultradireita pede El Toro El Toro!
Trompas amarillas inflamam o público, serviçais varrem a arena

Feiciones andinas, brazos musculosos, o Callerero arrodillase
Tira da mochila uma vasilha verde, uma botilla de cueca-cuela,
Um fogarero, um bujón de gás, uma embalaje de tic-tac
Gomelos y plays y abuelitos nobles gritam El Toro El Toro!
Encuanto arrumam sus almofadinhas y caderitas chics

Chicas shakiras deslumbrantes fumam y son repreendidas
Toca o hino da España, toca o hino da Colômbia: todos en pie
El Callerero de afuera de la arena comenza su corrida particular
Del lado de dientro 30 mil personas se comprimem sin respirar
El Callerero depõe um sacolão lotadazo de vasos de plástico

Ainda con un joelho no chão comenza rápido y preciso su trabajo
Uma dupla de caballeros emplumados de azul: toque de silenzio
Hinchas organizadas levantam faixas con los nobres dos toreros
Da mochila saem mais instrumentos: uma tábua de madera,
una fôrma de ferro, un espeto, una faca, una vasilla, un facón

Los toreros asistentes mostram sus capas rosadas y amarillas
El Callerero liga o fogarero, joga a água da botella na vasilha,
espeta um copo, despues otro, otro, otro, e os lanza ao fogo
como se fueran cubos de marshmellow hasta que derretan
Y entra El Toro, adrenalinado, loco por espetar sus chifres

Enormisimo y feliz por salir y correr y atirarse na vasta arena
Y una chica patricita desmaya y vierte xixi en su almofadita
Primeros Auxilios sacan la chica, baba sale de sus labios cheios
Los toreros asistentes brincan con El Toro hasta que se confunde
Y el caballero se aprovecha y espeta a lanza nas espaldas do Toro

Rápido o fogo derrete o plástico e el Callerero espeta otros copos
O Toro se ajoelha, Devoto esto Toro!, ri o Narrador da torada
La chica que baba y urina levita por sobre los sombreros elegantes
Como una oferenda una santa una rocker en stage diving
Sebastián Vargas luce suave con las banderillas…

O torero espeta bandeiras nas espaldas do toro, que corcovea
Y más duas banderillas, y más duas: el toro baba y sangra
Y más un copo, y más otro copo, y otro: el plástico espichase
Un hombre con ropa de carnaval a bailar com un bicho preto
Olé! Que diabos Bataille via de tão sexy nessa pelea?

Toreo ligado, bolero enamorado, faena inolvidable!
O toureiro levanta a espada, mira los ojos del toro y un estocadón!
O Toro cai de cuatro, Olé!, Olé!; el Torero agradece o público
Carinhas de calças brancas e colete vermelho arrastam o bicho
Varrem em círculos a arena, o torero recolhe rosas vermelhas

Y más un copo, y más otro copo, y otro: el plástico espichase
Adentra a arena el Gracioso, bravo y enrazado, quer pelea,
Toma um pico do caballero preto, derruba e chifra o cavalo,
O Torero o recebe de joelhos, tandas y más tandas, un showman
Y los abuelitos encachazanse, y los plays vuelven con cerveza

Series de pases de valor… pero él perde el compás
O público assiste o Callerero que esculpe o plástico com fuego
O público agita lenços brancos – e sai uma bandeira amarela
O Torero leva Gracioso a la salida: o Toro foi indultado e sobrevive
Y entra en la arena el Agripado: corre, escorrega, cai

O público murmura vaia; y de nuevo o ritual: picado pelo cavaleiro,
Confundido pelos assistentes, cansado pelo Torero, ajoelha-se
Arrodillado o Callerero revoluteia o espeto lambuzado de plástico
Un mago, Tomás saca varios tricherazos de la manga,
Até que mete un estocadón entre los ojos de Agripado, Mátalo!

Pero el Toro não cai, demora-se, dá as espaldas para o Torero,
Vai murchando, amofinandose, como se tentasse se esconder,
Lento, enverguenzado… até que desaba, explode sangre: Olé!
O Toro se fode, o público se acomoda de novo nas almofaditas
Y más una vez las trompas anunciam la proxima torada

Y más una vez el Callerero espicha su plástico en el fuego
Y más una vez la audiencia encachazase y encervezase
Y el toro Soberbio dispara na vertigem del espacio abierto
Cercado por sete sanguinários, sabe o no sabe que vay morrer?
Auténticas verónicas, como viendo pintar!

Toreo con la yema de los dedos, profunda, medida, seria!
El Narrador se entusiasma y me pregunto até quando vai isso
Como una pesadilla que jamás se acaba, jamás se acaban los toros
Ya estamos acá hace cuatro horas y el Callerero ya fez una corda
Una inmensa corda de plástico, entonces noto: una cobra-coral

Mira lo que se puede hacer con las cosas de la calle, ele diz
Puedese transformar vasos plásticos en una serpiente, diz
És una cultura, una tortura, un desafio de verdad, una luta-libre?
O público derrete os olhos no bolero enamorado de hombre y toro
Derrete os olhos no bolero enamorado de hombre y plástico

Me derreto entre dientro y fuera, pueblo, lengua, toro y torero
Mátelo! Pero quien mata es el Toro, quien nos envenena na arena
O Callerero abre a boca da serpiente con la faca
Y con la embalaje roja de tic-tac cria dois ojos vermelhos
Y la atira a la agua, donde surge de la basura la criatura

Cercado por sanguinários, o Callerero sabe que vay morrer?
Mando, personalidad, dibujo: una tarde para Historia!
Cercado por sanguinarios, o Torero sabe que torcemos pelo Toro?
Un estocadazo y el toro estrebuchase en el suelo, baba sangre
Sombreros y rosas y lenzos y la luna llena voelan en el cielo

Unas moeditas voelan en la vasilla de metal: el Callerero recomenza
A espetar copos de plástico y lanzar para o fogo; su serpiente
Tiene chifres de toro, ojos de fogo; y el espetaculo recomenza
Y el septimo Toro surge en la vertigem de la arena: bufa, arremete,
Nos circula con su morte triunfal y nos encerra acá pra siempre

Autor: rbressane

Writer, journalist, editor

2 thoughts

  1. Não posso acreditar como em pleno secúlo 2001, ainda continua esta grande brutalidade… Essa covardia deveria se acabar para sempre. Minha satisfação é quando o touro faz o papel do toureiro! Jubem Cardoso – Poeta Trovador.

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s